Lima, Andina. Perú subió seis posiciones y ocupa el puesto 67 del ránking mundial de competitividad, según el Informe Global de Competitividad 2011-2012, elaborado por el World Economic Forum (WEF).

El estudio se efectúo sobre una una base de 142 países, lo que refleja un avance de seis posiciones con relación al año anterior.

El documento señala que tal como sucede en las últimas ediciones, el Perú continúa avanzando en el ranking debido a sus mejoras en la estabilidad macroeconómica,  un mejor control de la inflación, así como a una reducción del déficit fiscal del gobierno y la deuda.

“A ello se suma que existe un ambiente más amigable para la iniciativa empresarial y con menos procedimientos y menos tiempos necesarios para iniciar un negocio”, explicó.

Otros factores son la consolidación de la mejor eficiencia en el trabajo y el sistema financiero, el relativo gran tamaño del mercado interno y del país, así como la apertura al comercio internacional e inversión extranjera directa.

El informe señala que todos esos factores han contribuido al fortalecimiento de la competitividad del Perú en los últimos cuatro años.

Sin embargo, el WEF menciona que a pesar de estas mejoras en el pasado, la economía del Perú todavía se enfrenta a una serie de importantes desafíos que dificultan su potencial de competitividad.

Asimismo señala que las perspectivas de sus resultados económicos para los próximos años, impulsados por los precios altos de los minerales, representan una buena oportunidad de realizar las inversiones necesarias y  reformas para hacer frente a sus limitaciones competitivas pendientes.

El ranking es liderado por Suiza, escoltado por Singapur, Suecia, Finlandia, Estados Unidos, Alemania y Países Bajos.

A nivel de América Latina, el Perú se ubica en el puesto siete, por encima de países como Colombia, Argentina, Ecuador Bolivia, Hondura y Venezuela.