Lima. El regulador de la banca peruana aprobó el martes una norma para evitar que las entidades financieras tomen grandes posiciones en el mercado cambiario en contratos a futuro, lo que frenaba el avance de la moneda local.

La Superintendencia de Banca (SBS) dispuso que las posiciones netas de "forwards" de moneda extranjera de las empresas y otros derivados no sean mayores al 40% de su patrimonio efectivo o al equivalente a 400 millones de soles (US$144 millones).

La Superintendencia explicó que la medida se dio considerando las bajas tasas de interés en otros países y las expectativas de apreciación del sol, que recientemente atrajeron operaciones de "carry trade" mediante el uso del mercado de derivados de moneda extranjera.

Esas operaciones generaron una "excesiva volatilidad en el mercado de cambios, incrementando el riesgo cambiario de las empresas del sistema financiero", explicó la Superintendencia.

La norma, que se aplicará desde este miércoles, dio a los bancos 90 días para adecuarse al nuevo límite.

El gerente general del Banco de Crédito, Walter Bayly, dijo que la norma "flexibilizó el tope más restrictivo" que inicialmente había planteado la Superintendencia, del 25% o 500 millones de soles.

Sin embargo, Bayly agregó que "la norma no recoge la sugerencia, en el sentido de ser solo aplicable a operación con contrapartes no residentes".

"Me parece que esa era la alternativa más interesante", agregó.

Anteriormente, el gerente de inversiones de la AFP Profuturo, Pedro Grados, afirmó que buscaban un diálogo más exhaustivo con la Superintendencia sobre el tema ya que para las administradoras de los fondos de pensión es importante mantener un margen para cubrirse de posibles riesgos.

Según la Superintendencia, la norma sólo excluye a las operaciones forwards de compra y venta que representen una transferencia de propiedad.

En el mercado local, el sol cerró estable a 2,772/2,773 unidades por dólar, borrando el retroceso registrado tras conocerse la norma.