Lima, Andina. Las tasas de interés que cobra el sector financiero a las micro y pequeñas empresas (mypes) tienen un costo exagerado, que puede llegar hasta un 50%, denunció este domingo el presidente de la Coordinadora de Empresarios de Gamarra, Diógenes Alva.

“Los bancos están facilitando los créditos a las mypes de acuerdo a su capacidad y a su declaración, sin embargo las tasas que cobran al sector todavía son muy altas, lo que no permite avanzar a nuestras empresas pese al potencial que tienen”, manifestó a la agencia Andina.

Precisó que las tasas de interés para las mypes se encuentran en promedio en 25%, pero a esta cifra los bancos le añaden otros costos con lo que elevan el monto total entre 30% y 40%, y en muchos casos hasta un 50% de intereses.

“Las mypes no queremos que nos regalen las cosas, sino que nos apoyen, que los bancos nos otorguen créditos claros y transparentes, además que se conviertan en un apoyo real para que sigamos creciendo y empujando la productividad del país”, aseveró.

Lamentó, además, la gran desventaja para el sector emprendedor, ya que el sistema financiero cobra a las grandes empresas tasas de interés entre 11% y 12%, muy por debajo de las que se aplica a las mypes.

“Las grandes empresas tienen tasas de interés más bajas y más ventajas que nosotros, pese a que ellas ya tienen un mercado ganado, y muchas mypes recién están naciendo y abriéndose paso”, subrayó.

Para el dirigente del emporio comercial Gamarra, las tasas de interés para las mypes deberían situarse entre nueve y diez por ciento, lo que les ayudaría a despegar en el mercado, y de esta manera seguir generando más puestos de trabajo a nivel nacional.

Dijo coincidir con el ministro de la Producción, Kurt Burneo, quien consideró que el gobierno del presidente Ollanta Humala podría tomar un rol más activo en la oferta de créditos a las mypes.

“El Banco de la Nación debería otorgar directamente préstamos a las mypes y con ello se lograría bajar sustancialmente las tasas de interés, a fin de que sean mucho más asequibles para las empresas de nuestro sector”, señaló.

El ministro Burneo en la víspera advirtió que de los cuatro millones de microempresas existentes en el Perú, unos 2,3 millones no tienen acceso a créditos y sostuvo que la actividad privada no ha cubierto esa demanda insatisfecha.