Lima. El Banco Central de Perú dijo este domingo que elevará otra vez el encaje bancario en moneda nacional y extranjera, lo que se suma a una serie de medidas con las que buscaría restar liquidez al mercado en medio de una apreciación de la moneda local y un sólido repunte económico.

La economía peruana se expandiría hasta 7% este año, una de las tasas más altas de Latinoamérica, y ha registrado un fuerte flujo de dinero que impulsó recientemente al sol a su mejor nivel en 23 meses de 2,809 unidades por dólar.

Es la segunda ocasión en menos de un mes en que el Banco Central anuncia un alza de las tasas de encaje. A fines de junio decretó un aumento que entró en vigor en julio, y la medida revelada este domingo entrará en vigencia en agosto.

Analistas afirman que las medidas apuntan a frenar el ingreso de dólares "especulativos" del exterior, que presionan la cotización de la moneda local frente al dólar.

Asimismo, el anuncio también viene luego de tres alzas consecutivas de la tasa clave de interés -que ahora se ubica en 2%- y luego que el Banco Central permitiera esta semana a las administradoras privadas de fondos de pensión invertir más en el exterior.

Además, se da después de agresivas compras de dólares en las que el ente llegó a comprar un récord de casi US$500 millones en una sola jornada.

"Se está procediendo a elevar desde agosto la tasa de encaje mínimo legal de 7% a 8% y se incrementa el requerimiento mínimo a ser mantenido por las entidades financieras en las cuentas del Banco Central de 2,0% a 2,5%", dijo el ente en un comunicado.

Asimismo, la autoridad monetaria elevó la tasa de encaje para los créditos del exterior con plazo menor a dos años a 50%, desde 40%, y subió la de encaje marginal para depósitos a 45%, desde 35%.