Montevideo. La pobreza y la indigencia se redujeron durante el último año en Uruguay, de acuerdo con los datos divulgados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística, a partir de la nueva metodología de estudio.

El porcentaje de personas por debajo de la línea de pobreza se redujo en 2009 desde 22,4% a 20,9% del total de la población. En tanto, la indigencia bajó desde un registro de 2% a otro más bajo de 1,6%.

En los últimos cuatro años la pobreza bajó de forma constante, aunque en el último año, la desaceleración en el crecimiento de la economía y el estancamiento de los niveles de empleo a partir de la crisis internacional, redujeron el ritmo de mejora de los indicadores.

En 2006, 34,4% de la población pertenecía a hogares cuyos ingresos no alcanzaban para satisfacer sus necesidades básicas, 13,5 puntos por encima de los registros actuales.

La indigencia, en tanto, se redujo 1,1 puntos durante el mismo período, con una caída a la mitad en los dos últimos años.

Al considerar la estimación según áreas geográficas, se constata una proporción mayor de personas bajo la línea de pobreza en las localidades urbanas del interior con menos de 5.000 habitantes (25,4%) y en Montevideo (24%).

En cambio el Interior rural del país presenta una incidencia menor al 10% (9,6%), según el informe del INE.

Desigualdad. Al considerar la suma total de ingresos de los hogares para el total país (ingreso per cápita a valores corrientes para 2009) se constata que 20% de los hogares con mayores ingresos generan casi 50% del ingreso total.

A su vez, 50% de los hogares con menos ingresos se apropia de aproximadamente el 23% del ingreso total.

Son los hogares ubicados entre los deciles 6 y 8 quienes registran la relación más equitativa entre ingresos y proporción de hogares, ya que representan 30% del total de hogares y generan prácticamente 29,6%.

Para determinar si un hogar es pobre, la canasta básica per cápita fue fijada a diciembre de 2009 en 5.050 pesos uruguayos en Montevideo, en 2990 en el interior urbano y 1656 en el interior rural.

En el caso de la indigencia, la canasta fue establecida a diciembre de 2009 en 1.577 pesos uruguayos para Montevideo, 1.483 para el interior urbano y 1.335 para el interior rural.

Con información de Observa.com.uy