Buenos Aires. El peso mayorista argentino se depreciaba el martes por nuevas coberturas en dólares por parte de inversores privados antes de una amplia licitación de letras del banco central en moneda local, en momentos en que una fuerte contracción monetaria dispara altas tasas de interés.

Operadores creen que la autoridad monetaria no renovará el total de los 529.320 millones de pesos (unos US$19.248 millones) de letras 'Lebacs', aunque el contexto financiero le obligará a convalidar rendimientos en torno al 50% anual.

"Se llevará adelante la licitación de 'Lebacs' enfrentándose vencimientos por el 46% de la base monetaria; las tasas se ubican en línea con la licitación primaria previa. Esto, enmarcado en un esquema híbrido que conjuga la determinación de la tasa de interés y los agregados monetarios bajo ciertos umbrales", dijo la consultora Delphos Investment.

En el mercado cambiario, el peso mayorista cedía un 0,51%, a 27,46/27,50 por dólar, a las 12.50 hora local (1550 GMT), abastecido por la licitación de divisas que hace a diario el banco central con fondos del Tesoro y por algunas liquidaciones por parte de exportadores.

La moneda doméstica en la plaza informal se depreciaba un 0,52%, a 28,90/29,00 por unidad, con escasos negocios, dijeron operadores. Además, la plaza financiera argentina en general registra menos liquidez tras la colocación de bonos 'Bote 2020' por 44.955 millones de pesos.

El índice Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) perdía un 0,22%, a 26.206,91 puntos, liderado por ventas de papeles de los rubros financiero y energético. El indicador viene de acumular una baja del 5,01% en las anteriores cuatro sesiones.

Los bonos soberanos extrabursátiles perdían un 0,3% en promedio, frente a un riesgo país argentino elaborado por el banco JPMorgan que subía 10 unidades, a 587 puntos básicos.

"A pesar de los rendimientos atractivos que ofrece la parte media y larga de las curvas soberanas y sub-soberanas (en renta fija), recomendamos mantenerse en el tramo corto ya que creemos que aún persiste la volatilidad e incertidumbre" tanto en el plano local como externo, dijo la correduría Balanz.