Buenos Aires. El Banco Central de Argentina colocó US$200 millones este martes, sobre una oferta de US$600 millones, en momentos en que el peso mayorista bajaba a su mínimo histórico intradiario.

La moneda mayorista se depreció en medio de una persistente dolarización de carteras ante la falta de credibilidad sobre la marcha de la economía doméstica, en un contexto de inflación acelerada y una tendencia recesiva del PIB, dijeron operadores.

La autoridad monetaria reportó una primera subasta de US$100 millones a un precio promedio de 31,2592 pesos por dólar y un mínimo adjudicado de 31,2130 unidades, mientras que en la segunda licitación colocó otros US$100 millones a 31,4365 pesos promedio y un mínimo de 31,40 unidades. Cada licitación fue por hasta US$300 millones.

Los valores del peso se reacomodaron ligeramente tras estas intervenciones, luego de haber declinado a un mínimo histórico intradiario de 31,60 unidades.

Según datos oficiales, en agosto el Banco Central acumula ventas de reservas por unos US$1.446 millones y en todo 2018 unos 12.881 millones.

Al cierre de las transacciones, la moneda interbancaria cedió un 1,68% a 31,44/31,50 por dólar.

Según datos oficiales, en agosto el Banco Central acumula ventas de reservas por unos US$1.446 millones y en todo 2018 unos 12.881 millones.

Los operadores agregaron que la debilidad de la lira turca y del real brasileño también se conjugaron en contra de la plaza argentina, pese a una ligera caída del dólar por una menor aversión al riesgo global.

El peso interbancario acumula en siete ruedas consecutivas una caída de 5,40%, mientras que en agosto registra pérdidas por 12,95%. En lo que va de 2018, la depreciación de la moneda se ha profundizado a 40,79%.