Buenos Aires.- El banco central de Argentina vendió este viernes en la plaza cambiaria unos US$1.000 millones para frenar la caída del peso mayorista , dijeron operadores.

Sin embargo, el peso argentino se derrumbó el viernes por una masiva cobertura en dólares de inversores privados, pese a una millonaria intervención del banco central para frenar la tendencia, en momentos que el mercado sufre de una crisis de credibilidad mientras el Gobierno busca financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) para aplacar los mercados.

La moneda del país sudamericano cayó un 2,74%, a 23,00/23,35 por dólar, con lo que acumuló en la semana una baja del 6,30%. Cabe señalar que con ello, profundiza su caída a un 12,03% en mayo y ya lleva una pérdida de un 20,13% en el transcurso de 2018.

Con esta operación, la autoridad monetaria lleva vendidos en mayo unos US$2.000 millones, que se suman a los US$6.700 millones que inyectó entre marzo y abril.

Argentina solicitó el salvavidas del FMI a principios de esta semana frente a la presión cambiario. El país sudamericanaoenfrenta una de las tasas de inflación más altas del mundo y una salida general de fondos desde las economías de mercados emergentes.