Santiago. El peso chileno abrió este viernes con una fuerte alza frente al dólar, apoyado en una recuperación de los mercados externos, aunque la incertidumbre sobre el rumbo de la economía mundial podría recortar levemente su avance en la jornada.

El optimismo de las plazas internacionales fue alentado por un dato de ventas minoristas en Estados Unidos, que en julio registraron su mayor incremento desde marzo.

A las 08.30 hora local (1230 GMT), el peso anotó valores de CH$468,10 unidades por dólar comprador y CH$468,40 vendedor, con un alza de la moneda chilena de un 0,62% frente a los CH$471,00 y CH$471,30 del cierre de este jueves.

"Vemos una tendencia alcista del peso por una recuperación del precio del cobre y un mejor escenario externo. Para estos días, tenemos un rango entre los CH$468 y CH$475 unidades. Hay una ola de rumores afuera que generan volatilidad y tenemos que acostumbrarnos", dijo Gloria Soto, operadora de FXCM Chile.

El euro, cuya trayectoria es seguida habitualmente por el peso, recuperaba terreno este viernes, empujado por un alza en las acciones europeas tras la prohibición de ventas cortas de títulos financieros de algunos países del bloque que parecieron calmar a los inversores.

No obstante, aún persisten los temores sobre los efectos que los problemas de deuda que afectan a Estados Unidos y Europa puedan ocasionar en el resto del orbe.

El cobre, la principal exportación chilena, operaba estable, ya que los temores sobre el panorama de la economía mundial eran contrarrestados por expectativas de una mayor demanda por parte de China, principal consumidor del metal.