Santiago. El peso chileno abrió este martes con un ligero avance frente al dólar tras un dato de inflación que estuvo en línea con lo esperado, aunque se espera que la moneda ceda algo de terreno por una presión a la baja en el precio del cobre, principal envío del país.

En la apertura de las 08.30 (1130 GMT), el tipo de cambio spot anotó valores de CH$478,20 por dólar la compra y CH$478,70 unidades la venta, con una leve alza de la moneda local de 0,17% frente a los CH$479,00 y CH$479,30 unidades del cierre de este lunes.

"Lo importante para hoy es que China subió la tasa de interés y eso tiene un efecto sobre los commodities y las monedas. Al caer el cobre, habrá una pequeña alza sobre el tipo de cambio (peso a la baja)", comentó un operador.

Tras la difusión este martes del índice de inflación de enero, que fue de 0,3%, el mercado espera que el Banco Central suba la tasa de política monetaria de un 3,25% a un 3,50% en su reunión de febrero.

"La cifra estuvo absolutamente en línea con lo que se esperaba. Me parece que el Central está en un buen momento para decretar una nueva alza en la tasa rectora por las presiones que puedan llegar desde fuera a la inflación", comentó el agente.

La plaza local aguarda además que el Banco Central publique su nuevo cronograma de compra de divisas, en el marco del plan de intervención cambiaria iniciado en enero con el fin de acumular reservas internacionales y contener el avance de la moneda local.

Más temprano el martes, el Banco Popular de China subió sus tasas referenciales de interés en 25 puntos base, su segundo aumento en poco más de seis semanas, al intensificar su lucha contra la inflación.