Santiago. El peso chileno abrió este lunes en baja ante el dólar, debido a un rebote técnico tras la fuerte alza de la semana pasada, aunque el buen precio del cobre, principal exportación del país, y la debilidad global de la divisa estadounidense podrían revertir la tendencia.

En la apertura a las 08.30 hora local (1130 GMT), el tipo de cambio spot anotó valores de CH$468 por dólar comprador y CH$468,50 vendedor, con un retroceso de la moneda chilena de un 0,26% frente a los CH$466,80 y CH$467,10 pesos del cierre de el jueves.

El viernes, los mercados en Chile permanecieron cerrados por un feriado religioso.

"El peso partió un poco más abajo, eso ocurre cuando se rompe un piso importante, aunque el dólar a nivel global se sigue depreciando, los mercados están positivos y los commodities (materias primas) siguen al alza, por lo que la moneda local seguirá buscando niveles previos a la intervención", dijo un operador.

La moneda local se encuentra muy cerca de alcanzar el nivel previo al plan de compra de divisas que inició en enero el Banco Central, que era de CH$465,5 por dólar.

Pese a ello, un consejero del instituto emisor, Enrique Marshall, coincidió con el presidente del banco, José De Gregorio, en que no es adecuada ni oportuna la aplicación de control de capitales para restar fuerza al peso. No obstante, aclaró que no se puede descartar completamente esa medida.

Anteriormente, el consejero Manuel Marfán se había mostrado abierto a tal posibilidad, pese a que el Gobierno chileno la ha desechado.