Santiago. El peso chileno abrió este miércoles en baja afectado por un retroceso en el precio del cobre, principal envío del país, y un negativo desempeño de los mercados externos, aunque la debilidad del dólar contra el euro podría favorecer a la moneda local durante la jornada.

En la apertura de las 08.30 hora local (1130 GMT), el tipo de cambio spot de la moneda chilena se cotizó en CH$462,20 por dólar comprador y CH$462,50 vendedor, con un retroceso de la moneda chilena de un 0,26% frente a los CH$461,00 y CH$461,30 del cierre de este martes.

"Pese a esta ligera caída, el sesgo alcista del peso se mantiene, vemos en el corto plazo un rango de entre CH$458 y CH$465 unidades", dijo Rodrigo Sarria, operador de Celfin Capital.

Este semana, el mercado aguarda datos clave de la economía local, como el crecimiento de la actividad en marzo y la inflación de abril, lo que delinearía los pasos a seguir del Banco Central en materia de tasas de interés.

La mayoría de agentes del mercado espera que la autoridad monetaria eleve la tasa referencial en 50 puntos base a un 5% en su reunión de mayo.

Un factor que presionaba al peso era la caída del precio del cobre en medio de temores de que China -principal consumidor del metal- endurezca su política económica y desacelere la demanda. Pero la debilidad del dólar ayudaba a amortiguar los precios.

El índice dólar retrocedía frente a las principales monedas de referencia, mientras que el euro, cuya trayectoria es seguida por el peso, se cotizaba al alza frente a la divisa estadounidense.

En tanto, los mercados accionarios externos permanecían negativos, según analistas, por toma de utilidades tras los recientes buenos resultados de empresas.