Santiago. El peso chileno abrió este lunes en baja frente al dólar, presionado por renovados temores por el rumbo de la crisis de deuda en Europa, lo que era contrarrestado parcialmente por el alza en el precio del cobre, principal envío del país.

A las 08.30 hora local (1130 GMT), el tipo de cambio spot anotó valores de CH$500,30 por dólar comprador y CH$500,80 vendedor, con un retroceso de la moneda chilena de un 0,14% frente a los CH$499,60 y CH$499,90 del cierre del viernes.

"Los mercados iniciaron la jornada bastante bien, con un cobre al alza. Pero luego todo se dio vuelta por Alemania, que ha dicho que falta mucho para una solución a la crisis de Europa", dijo Gloria Soto, operadora de FXCM Chile.

Las bolsas mundiales operaban con cautela luego de que Alemania advirtiera que la próxima cumbre de la Unión Europea (UE) no producirá una solución definitiva a la crisis que acecha al Viejo Continente.

Tras los comentarios, el cobre recortaba ganancias tras haber alcanzado el lunes su mayor valor en tres semanas, apoyado en preocupaciones por una menor oferta debido a huelgas en países productores.

El euro, en tanto, cuya trayectoria es seguida por las principales divisas emergentes, cedía terreno ante un dólar que operaba como refugio y que se apreciaba frente a las principales monedas de referencia.

Agentes locales ven un rango para el tipo de cambio entre los CH$498 y CH$502 por dólar en el corto plazo, con un mercado temeroso y con poca liquidez, ya que prefiere no tomar posiciones por la alta volatilidad.