Santiago. El peso chileno bajó este miércoles para cerrar en sus mínimos de casi tres semanas frente al dólar, contagiado por el negativo desempeño de los mercados globales y la fortaleza de la divisa estadounidense ante el euro.

Al término de la sesión, el tipo de cambio spot anotó valores de CH$468,70 comprador y CH$469,00 vendedor, con un retroceso de la moneda chilena de un 0,58% con relación a los CH$466,00 y CH$466,30 del cierre de este martes.

En lo que va del 2011, el peso acumula una caída de un 0,21% frente a la divisa estadounidense, que se compara con una apreciación de un 8,4% en todo el año pasado.

"El peso fue arrastrado por un clima externo totalmente negativo. La mayoría de las bolsas están mostrando importantes pérdidas, lo mismo que el precio de las materias primas y, contrariamente, el dólar se ha estado fortaleciendo frente a otras importantes monedas", dijo un operador.

Las bolsas europeas cerraron el miércoles con fuertes pérdidas, tras débiles datos económicos de Estados Unidos y por temores sobre la crisis de deuda en Grecia, lo que se replicaba en el desempeño de las acciones en Wall Street.

En medio de este escenario, el dólar avanzaba frente al euro, el yen y una canasta de monedas, tras un dato de inflación en Estados Unidos mayor a lo esperado, que golpeó además a los precios de las materias primas, como el cobre, principal exportación chilena.

"Con todos estos fundamentos, la baja del peso debió haber sido mayor y el tipo de cambio debería haber subido por encima de los CH$470 (por dólar). Pero esto no ocurrió porque el mercado tiene una alta liquidez en dólares", agregó el operador.

Las transacciones electrónicas en el mercado cambiario local llegaron a US$1.727 millones contra los US$1.170 millones negociados en la jornada anterior.

A estas cantidades hay que agregar alrededor de un 10 por ciento que se negocia vía telefónica.