Santiago. El peso chileno cerró con un importante retroceso este miércoles y se situó en mínimos de más de cinco meses, presionado por una alta demanda de divisas por parte de un banco local y de agentes externos, además de una baja en el precio del cobre, principal envío del país.

Al término de la sesión, el tipo de cambio spot anotó valores de CH$478,80 comprador y CH$479,10 vendedor, con una baja de la moneda chilena de un 0,77% con relación a los CH$475,10 y CH$475,40 del martes.

Con estos valores, el peso aumentó a un 2,32% su baja acumulada ante la divisa estadounidense en lo que va del 2011 y que se compara con una apreciación de un 8,4% que registró el 2010.

"La baja del cobre es un fundamento que explica la caída del peso, pero lo principal en este caso es que hubo una fuerte demanda de dólares por parte de un banco local en particular, a la que se sumaron compras de dólares por parte de brokers externos para invertir en otros mercados", dijo un operador.

El precio del cobre, la principal fuente de ingresos para el país, retrocedía en la Bolsa de Metales de Londres debido a una serie de datos económicos negativos de Estados Unidos que aumentaron las preocupaciones de que la economía mundial esté yendo hacia una nueva recesión.

"La alta demanda de dólares que hemos visto hoy (miércoles) puede ser algo puntual y, una vez concluida, el peso debería fortalecerse, pero en estos momentos y dada la alta volatilidad de los mercados, se puede esperar cualquier cosa", agregó el operador.

Los precios de cierre del miércoles son los más bajos que alcanza el peso desde fines de marzo.

Las transacciones electrónicas en el mercado cambiario local llegaron a US$1.849 millones, contra los US$1.359 millones negociados en la jornada anterior.

A estas cantidades hay que agregar alrededor de un 10% que se negocia vía telefónica.