Santiago. El peso chileno se desplomó por tercera jornada consecutiva y cerró este miércoles en mínimos de más de un año ante el dólar, debido a un fuerte retroceso en el precio del cobre, principal envío del país, y un negativo escenario externo.

Al término de la sesión, el tipo de cambio spot alcanzó los CH$500,50 comprador y CH$500,80 vendedor, con una caída de la moneda chilena de un 2,16% con relación a los CH$489,70 y CH$490,00 del cierre del martes.

Con estos valores, el peso aumentó a un 6,55% su baja acumulada ante la divisa estadounidense en lo que va del 2011 y que se compara con la apreciación de un 8,4% que registró el año pasado.

Este es el menor valor de cierre que alcanza el peso desde el 31 de agosto del 2010.

"La situación externa sigue siendo demasiado compleja, hay mucho temor en los inversionistas con respecto al estado de la economía y la posibilidad de una nueva recesión, lo cual se ha reflejado en el comportamiento de las bolsas (de valores) que han estado muy volátiles", dijo un operador.

Las bolsas de valores europeas cerraron a la baja el miércoles, en una sesión con bajo volumen de negocios y preocupaciones sobre el crecimiento global, mientras que los índices accionarios de Wall Street operaban mixtos.

"Además, tenemos un precio del cobre que ya cayó bastante por debajo de los cuatro dólares (por libra) y una alta demanda de dólares en el mercado local por parte de empresas y, sobre todo, de algunas AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones)", agregó el agente.

El cobre tocó el miércoles nuevos mínimos para el 2011, ante la incertidumbre de los inversores con respecto al impacto que la crisis de deuda de la zona euro pueda tener sobre la economía mundial y sus consecuencias en la demanda de materias primas.

Las transacciones electrónicas en el mercado cambiario local llegaron a un récord histórico de US$2.028 millones contra los US$1.682 millones negociados en la jornada anterior.

"Se estiman que estos altos montos corresponden a salidas de capitales extranjeros, minimizando el riesgo. Es una tendencia en las plazas de la región", comentó Rodrigo Sarria, operador de Celfín Capital.

A las cantidades transadas hay que agregar alrededor de un 10% que se negocia vía telefónica.