Santiago. El peso chileno cerró este martes con un importante retroceso ante el dólar, contagiado por la negativa evolución de los mercados globales, preocupados por la tensa situación política que afecta a Oriente Medio y el norte de Africa, principalmente Libia, dijeron operadores.

Al final de la jornada, el tipo de cambio spot alcanzó a CH$471,50 la compra y CH$471,80 la venta, con una baja de la moneda chilena de un 0,81% frente a los CH$468 y CH$468,50 del cierre de este lunes.

Durante el presente año, el peso acumula una caída de un 0,87% frente a la divisa estadounidense, que se compara con una apreciación de un 8,4% que anotó al cierre del 2010.

"Los problemas del Oriente Medio y sobre todo lo que está pasando en Libia, ha golpeado fuerte a los mercados, disparando los precios del petróleo, al tiempo que ha hecho caer el valor de las acciones, eso es el principal fundamento que explica esta alza del dólar", dijo un operador.

El petróleo Brent y el de Estados Unidos escalaban el martes a máximos de dos años y medio, debido a la suspensión de operaciones de algunas petroleras en Libia y el cierre de puertos en ese país norafricano, afectado por una ola de protestas.

En tanto, las bolsas globales mostraban importantes bajas, aunque atenuadas por un buen dato de la confianza al consumidor de Estados Unidos en febrero que subió a un máximo de tres años.

"Otro fundamento que explica la baja del peso es el retroceso que está mostrando el precio del cobre en los mercados internacionales, aunque aún su cotización está por sobre lo esperado", agregó el operador.

Los futuros de cobre, metal del que Chile es el principal productor y exportador mundial, cayeron el martes a mínimos de tres semanas en la Bolsa de Metales de Londres, también afectado por la tensión en Oriente Medio.

Las transacciones electrónicas en el mercado cambiario local alcanzaron a US$899 millones frente a los US$678 millones negociados en la jornada anterior.

A estas cantidades hay que agregar alrededor de un 10 por ciento que se negocia vía telefónica.