SANTIAGO. El peso chileno cerró el jueves con una leve baja frente al dólar, pese al alza en los precios internacionales del cobre y el fortalecimiento del euro, debido a la demanda de inversionistas institucionales por la moneda estadounidense.

Tras limitar las alzas previas desde un nuevo máximo de sesión para 33 semanas, el peso cerró a la baja en CH$497,10 por dólar, lo que se compara con el cierre del miércoles de CH$496,60 por dólar. La moneda chilena se negoció en un rango de CH$494,50 a CH$498,00 por dólar.

Dado que Europa es uno de los principales socios comerciales de Chile, el peso a menudo se mueve en la misma dirección que el euro frente al dólar. Además, debido a que Chile es el mayor productor de cobre del mundo, con cerca de una tercera parte del total mundial, el peso a menudo toma la dirección de los precios internacionales del cobre.

Sin embargo, a medida que los inversionistas institucionales compraban dólares en el mercado local, la moneda chilena ignoraba el alza de los precios internacionales del cobre y los avances del euro frente al dólar.

Los actores del mercado esperan que el peso se fortalezca en el corto plazo a CH$493 por dólar. En el mercado local, de deuda, los rendimientos de los bonos del banco central indexados a la inflación, o BCU, cerraron sin una dirección definida.

El rendimiento de los bonos BCU a 10 años, subieron luego que Celulosa Arauco y Constitución S.A emitiera cerca de US$214,5 millones en bonos bullet a 10 años en el mercado local.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró en un 2,35%, lo que se compara con el 2,37% del miércoles, mientras que el rendimiento de los bonos BCU a 10 años terminó la sesión en un 2,66%, frente al 2,65% de la sesión anterior.