Santiago. El peso chileno cerró prácticamente sin variación este jueves, en una sesión en que el euro se fortalecía frente al dólar y la nación lanzó su primer bono global en seis años.

La moneda local cerró en 523,30 pesos por dólar, lo que se compara con los 523,40 pesos por dólar del miércoles por la tarde, tras negociarse dentro de un rango de 520,30 a 524,00 pesos por dólar.

Pese a que el peso se debilitó temprano en la sesión tras el decepcionante incremento del 2,9% de la producción industrial de junio informado este miércoles, el lanzamiento del primer bono global chileno desde 2004 ayudó a la recuperación de la moneda local.

Chile lanzó un bono a 10 años denominado en dólares por US$1.000 millones a 90 puntos base sobre títulos comparables del Tesoro de Estados Unidos y US$520 millones en bonos en pesos a 10 años a una tasa del 5,5%.

La resistencia del peso para el viernes se proyecta en 519 por dólar, con un soporte en torno a 525 pesos por dólar, dijo Sebastián Momberg, operador sénior de divisas del banco BCI.

Por otra parte, el peso siguió el alza del euro frente al dólar. La moneda europea alcanzó un máximo de 11 semanas frente a su par estadounidense, antes de perder parte de su avance.

En el mercado de deuda, los rendimientos sobre los bonos indexados a la inflación del banco central, o BCU, cerraron con una importante caída tras la emisión del bono global.

El rendimiento sobre el bono BCU a cinco años cerró a la baja en 2,16% frente a 2,19% del miércoles, mientras que el rendimiento sobre los BCU a 10 años cerró en 2,77% frente a 2,84% de la sesión anterior.