Santiago. El peso chileno cerró este miércoles por segunda sesión consecutiva sin variación frente al dólar, cerca de un máximo de 27 meses, después de no conseguir traspasar un nivel clave de resistencia.

El peso cayó desde sus niveles máximos previos para cerrar sin variación a 485,50 pesos por dólar. La moneda se negoció dentro de un rango estrecho de 484,60 a 486,00 pesos por dólar.

La moneda chilena subió temprano en la sesión debido a que los precios internacionales del cobre alcanzaron un máximo de 25 meses. Debido a que Chile produce más de un tercio del cobre mundial, el peso tiende a seguir la dirección que toman los precios internacionales del metal.

Sin embargo, la moneda local perdió sus avances tempranos después que se mostrara incapaz de traspasar la resistencia en los 483-484 (pesos) por dólar.

Adicionalmente, el peso perdió impulso durante la sesión debido a que el euro cayó desde su nivel más alto en cinco meses frente al dólar. Debido a que Europa es uno de los mayores socios comerciales de Chile, el peso tiende a seguir la misma dirección del euro frente al dólar.

En el mercado de bonos, los rendimientos sobre los bonos indexados a la inflación del banco central, o BCU, cerraron al alza tras una subasta programada de deuda soberana.

El rendimiento sobre los BCU a cinco años cerró en un 2,73%, frente al 2,66% de este martes, mientras que el rendimiento sobre los BCU a 10 años cerró en un 3,03%, frente al 2,95% de la sesión anterior.