Santiago. El peso chileno alcanzó este martes su valor más alto en casi tres años y rompió el nivel previo al inicio en enero de un plan de intervención cambiaria, pero el titular del Banco Central descartó aplicar controles al ingreso de capitales.

Apoyado en la debilidad global del dólar, el tipo de cambio spot anotaba valores de US$464,50 por dólar comprador y US$465 vendedor hacia el mediodía del martes. El ente rector intervino en enero cuando el peso marcó las CH$465,50 unidades por dólar.

Poco antes de que el peso vulnerara la barrera previa al lanzamiento del programa de compra de divisas, el presidente del Banco Central, José De Gregorio, había insistido en dejar de lado, por ahora, la aplicación de control de capitales en Chile para restarle fuerza a la moneda local.

"(Hay) países que probablemente están sujetos a muchas más tensiones por el lado de cuentas corrientes que se les están ampliando, y mucha más entrada de capitales, cosa que no es el caso de Chile hoy día", comentó De Gregorio.

La estrategia de Chile se diferencia de la de Brasil, que ha aumentado los impuestos al ingreso de capitales extranjeros para desacelerar el alza del real.

"Salió hablando De Gregorio respecto al ingreso de capitales, descartándolo como medida para Chile, así que en ese sentido habría algún impacto y probablemente veamos más abajo al dólar", dijo un operador.

Para otro agente, la debilidad externa del dólar es el principal fundamento para la apreciación del peso, además de una alta oferta de divisas por parte de brokers extranjeros. "Hay una apuesta en contra del dólar", afirmó.

Un dólar más bajo puede funcionar como aliado del Banco Central en su lucha por contener las presiones inflacionarias, ya que disminuye el valor de las importaciones. Sin embargo, golpea a los sectores exportadores, que pierden competitividad.

"A este nivel, los mercados van a buscar señales del Gobierno antes de avanzar más (...), tal vez medidas macroprudenciales", dijo por su parte el economista de 4Cast Pedro Tuesta desde Washington.

Entre las medidas que el mercado cree que pueden aplicarse figuran la posible disminución del monto mínimo de cobertura para las operaciones en el exterior de las administradoras de fondos de pensiones.

El dólar operaba a la baja frente a las principales monedas de referencia a nivel mundial.