Santiago. El peso chileno anotó este lunes un ligero avance y cerró en su máximo nivel en casi siete semanas frente al dólar, en medio de un alza en el precio del cobre, el principal envío del país, y un retroceso de la divisa estadounidense en los mercados externos.

Al término de la sesión, el peso subió un 0,36% a 668,20 unidades por dólar comprador y 668,50 unidades vendedor.

Durante el 2018, el peso acumula una caída del 8,02% frente a la divisa estadounidense, que se compara con una apreciación del 9,13% que registró al cierre del año pasado.

El cobre subía este lunes por quinta sesión consecutiva, ya que las esperanzas de lograr una resolución a la guerra comercial entre Estados Unidos y China opacaban el riesgo de un aumento de los aranceles estadounidenses a las importaciones chinas.

Los futuros del metal rojo escalaban alrededor de un 1% en la Bolsa de Metales de Londres.

En tanto, el dólar retrocedía cerca de un 0,3% ante una canasta de monedas de referencia presionado por declaraciones de funcionarios de la Reserva Federal (Fed) que generaron dudas sobre cuánto más subirán las tasas de interés en Estados Unidos.