Santiago. El peso chileno abrió con un avance este jueves frente al dólar, alentado por la debilidad de la divisa estadounidense en el exterior y mientras el mercado local se hallaba a la espera de la reunión de política monetaria del Banco Central más tarde.

A las 08.30 hora local (13.30 GMT), el tipo de cambio spot anotó valores de 476,80 pesos la compra y 477,30 pesos la venta, con un avance de la moneda chilena de un 0,2% comparado con los 477,80 y 478,30 pesos del cierre del miércoles.

El índice dólar, que mide el comportamiento de la divisa contra una canasta de seis monedas, caía un 0,87%, después de que Singapur amplió su banda de cotización cambiaria, acumulando más presión sobre la moneda norteamericana.

"Es lo que está generando la estampida de la valorización de las monedas mundiales. Y esto también, ante el evento de que en la próxima reunión de la Fed hayan nuevas medidas para tratar de levantar el crecimiento de Estados Unidos", dijo un operador.

Junto con ello, operadores destacaron el positivo desempeño de las bolsas internacionales y los futuros de acciones de Estados Unidos como impulsores de las monedas emergentes, entre ellas el peso chileno.

El mercado nacional espera la decisión del Consejo del Banco Central que decidirá en su reunión mensual de la tarde de este jueves el rumbo de la Tasa de Política Monetaria (TPM) que actualmente se ubica en un 2,5%.

Además, los agentes aguardan alguna señal respecto a la tendencia del peso, que se ha apreciado con fuerza en el último tiempo, en medio de las presiones de los exportadores que piden una intervención para que sus productos dejen de perder competitividad.

"El dólar acá operará en rangos bastante ajustados, única y exclusivamente ante la expectativa de la reunión del Banco Central, y adicionalmente, por las perspectivas de que pueda haber algo referente al tipo de cambio", comentó el agente.

"Estamos absolutamente pendientes del comunicado", enfatizó.

De acuerdo a un sondeo realizado por Reuters, una estrecha mayoría del mercado espera un incremento de 25 puntos porcentuales, un alza menos agresiva que en las reuniones anteriores.

Hasta mediados de junio, el Banco Central mantuvo la tasa clave en un mínimo histórico del 0,5% por casi un año para apoyar la reactivación del país, y a partir de entonces el ente emisor ha decretado alzas mensuales de 50 puntos básicos en la tasa de interés.

De acuerdo a los NDF CLPDNF=, uno de los instrumentos de derivados más conocidos para negociar los movimientos del peso fuera de Chile, el mercado apuesta a que la moneda local se depreciará un 0,14% en tres meses desde el nivel actual.