Montevideo. El peso uruguayo se apreció ligeramente este jueves debido a una fuerte presión vendedora por parte del sector privado, que debió ser contenida en parte por agentes oficiales en el mercado de cambios mayorista, dijeron operadores.

La moneda local cerró con un alza de un 0,23% a 21,70 pesos por dólar, desde los 21,75 del martes, informó la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa).

El miércoles no hubo transacciones debido a un feriado.

El peso interbancario promedio se ubicó en 21,726 unidades por dólar, desde los 21,73 del día hábil previo, de acuerdo con el Banco Central.

"Arrancó la mañana (del jueves) con un dólar más alto y después bajó porque aparecieron muchos vendedores", declaró un agente.

Se operaron US$35,6 millones en Bevsa y 9,8 millones a través de líneas telefónicas, sin compras del Banco Central pero con una fuerte intervención del resto del sector oficial, dijeron operadores.

En lo que va del año, el peso acumula una caída de un 8,06%.

En pizarras, la moneda cerró a 21,40/22,00.

El peso argentino se negoció a 7,13 unidades por dólar en el mercado al público local, en un contexto de restricciones cambiarias dispuestas por Buenos Aires.

El Banco Central emitió letras de regulación monetaria a 350 días por 375 millones de unidades indexadas a la inflación (unos US$41,9 millones) y por 900 millones de pesos (unos US$41,5 millones), a tasas de entre un 2,84% y un 9,90%, similares a las de anteriores licitaciones.