México DF. La bolsa mexicana bajó este viernes sacudida por un débil reporte del mercado laboral estadounidense que confirmó las preocupaciones de los inversionistas sobre la recuperación de la economía más grande del mundo, mientras el peso también se debilitaba.

El principal índice bursátil, el IPC, terminó la sesión en 35.123 puntos, con un retroceso del 0,83%, también arrastrado por las acciones de América Móvil, que alcanzaron su más bajo nivel de cierre desde principios de marzo del 2010.

Los títulos del gigante de telecomunicaciones, propiedad del magnate Carlos Slim, se hundieron 4,01%, a 28,73 pesos, en medio de temores sobre medidas regulatorias que podrían afectar sus ganancias.

Los papeles de otra de las joyas de Slim, Telmex, la mayor operadora de telefonía fija en el país, cedieron 1,59%, a 9,93 pesos.

La publicación de un dato sombrío sobre el empleo estadounidense y del sector servicios se sumaron a las preocupaciones de los inversionistas, en medio de expectativas de que la mayor economía del mundo se está desacelerando.

Estados Unidos dijo este viernes que en mayo se abrieron 54.000 puestos de trabajo, muy por debajo de lo esperado por los analistas, mientras que la tasa de desempleo subió al 9,1%, desde el 9,0% de abril.

Por si fuera poco, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) dijo que su índice de actividad del sector servicios se elevó en mayo a 54,6 puntos, pero el miércoles informó una caída en su indicador del sector manufacturero.

Las débiles cifras hacen pensar que el consumo en Estados Unidos podría retroceder y que la Reserva Federal podría mantener por más tiempo su política monetaria ultraexpansiva.

En el transcurso del año, la bolsa suma un retroceso del 8,89%. En la semana presentó una caída del 1,94%.

"No hemos bajado tanto como Wall Street. Los precios de las acciones en México se están defendiendo por los niveles que han alcanzado a la fecha, pero eso no evita la debilidad que muestra el mercado mexicano junto con los estadounidenses", comentó Gerardo Copca, analista de MetAnálisis.

En Estados Unidos, si bien el promedio industrial Dow Jones cayó 0,79%, el índice compuesto Nasdaq se hundió 1,46%.

Peso también se defiende. La moneda local cotizaba en 11,6664 por dólar, con un retroceso del 0,23% frente a los 11,6390 pesos del precio de referencia de Reuters el jueves.

"El peso dio un estirón y se regresó (...) ya se tranquilizó un poco por lo de Grecia, el próximo piso lo veo en 11,65 y como techo 11,68 pesos. La tasa de desempleo salió pésima", dijo Israel Carmona, operador de CI Banco.

Durante la sesión, el mercado local de cambios llegó a tocar niveles de hasta 11,7270 por dólar, con una caída del 0,75% en el peso.