Nueva York. Los contratos a futuro sobre el petróleo, cerraron este miércoles al alza, gracias a la mejoría de un indicador del sector manufacturero estadounidense y a las alzas en los mercados de acciones, que contrarrestaron la preocupación por el incremento en el suministro de crudo.

El contrato sobre el crudo dulce ligero para entrega en octubre, subió US$1,99, o 2,7%, a US$73,91 por barril en la New York Mercantile Exchange (Nymex), y se recuperó de la caída del 3,7% de la sesión anterior.

El contrato sobre el crudo Brent en la ICE ascendió US$1,71 a US$76,35 por barril.

Los operadores hicieron caer los precios el martes bajo los US$72 debido a temores ante el sostenido aumento de los inventarios de crudo. Sin embargo, el informe semanal del Departamento de Energía de este miércoles, que mostró que el petróleo y los derivados alcanzaron su nivel más alto en más de 27 años, no logró evitar que los futuros sobre el crudo siguieran el alza de las acciones tras un positivo informe manufacturero en Estados Unidos.

El Instituto de Gerentes de Suministros (SCM), informó que su índice de actividad manufacturera subió a 56,3 en agosto, frente a las expectativas de una lectura de 52,5. El indicador alentaba las acciones, y hace instantes el Promedio Industrial Dow Jones escalaba 234 puntos a 10249.

"Los inventarios no importan nada hasta que importan mucho", dijo Tim Evans, analista petrolero de Citi Futures Perspective. "Desde el punto de vista de los indicadores fundamentales, veo un riesgo a la baja para el mercado, y este informe no reduce ese riesgo".

Los inventarios de crudo crecieron en 3,4 millones de barriles a 361,7 millones de barriles en la semana concluida el 27 de agosto. Las existencias de gasolina registraron un descenso de 212.000 barriles a 225,4 millones de barriles.

En tanto, los inventarios de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron una contracción de 739.000 barriles a 175,2 millones de barriles, menor a las estimaciones de los analistas de un incremento de 1,1 millones de barriles.

El contrato sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno (RBOB), a octubre, subió US$3,17 centavos, o 1,7%, a US$1,8891 por galón. El contrato sobre el petróleo para calefacción a octubre escaló US$4,94 centavos, o 2,5%, a US$2,0411 por galón.