Buenos Aires. El Producto Interno Bruto de Argentina creció durante el segundo trimestre gracias al mayor gasto tanto del gobierno como de los consumidores, una fuerte recuperación del sector manufacturero, cosechas abundantes y el sólido crecimiento de su principal socio comercial, Brasil.

La economía se expandió 11,8% interanual en el segundo trimestre, informó el viernes el Instituto Nacional de Estadística y Censos, Indec. La cifra se sitúa muy por encima del crecimiento del 11% que 10 analistas encuestados por Dow Jones Newswires esperaban informara el gobierno.

El PIB del segundo trimestre escaló un 3% respecto del primer trimestre, con lo que la expansión del primer semestre alcanzó el 9,4% frente al mismo período del año pasado.

El sólido crecimiento en lo que va del año ha llevado a aumentar fuertemente las proyecciones para la cifra anual. El banco central de Argentina prevé que el producto interno bruto crecerá entre un 8,9% y un 9,5% este año.

El PIB creció 0,9% el año pasado a raíz de la crisis económica internacional, según Indec.

En respuesta a la desaceleración del año pasado, el gobierno aumentó el gasto público para estimular la demanda. El gasto gubernamental se ha mantenido alto y se espera que continúe así hasta el próximo año de cara a las elecciones presidenciales.

Si bien el gasto gubernamental ha ayudado a alentar el crecimiento también ha impulsado la inflación, que economistas del sector privado estiman en más del 20%. Las cifras oficiales calculan la tasa de inflación en cerca de la mitad de las estimaciones privadas.