Santiago. El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile creció un 4,2% en el primer trimestre, su mayor nivel en cinco años y por encima de lo esperado, debido al fuerte repunte de la minería y a una gradual recuperación del consumo.

Entre enero y marzo, el PIB desestacionalizado se expandió un 1,2% pese a contar con un día laboral menos que en igual período del año pasado, según un reporte difundido el viernes por el banco central.

“Se observaron incrementos en la mayoría de las actividades, destacando minería por su dinamismo y contribución predominante; en menor medida, también se distinguieron comercio y servicios personales en términos de incidencia”, dijo el banco central.

En tanto, los sectores silvoagropecuario y pesca, se contrajeron.

En tanto, la cuenta corriente de la balanza de pagos marcó un déficit de US$269 millones en el primer trimestre, equivalente a un 0,3% del PIB estimado.

Junto con el dinamismo de la minería, que creció un 19,3% en el primer trimestre, el instituto emisor destacó también el desempeño de la demanda interna, que presentó un alza interanual del 3,8%. El consumo y la inversión avanzaron un 3,6%, respectivamente.

En los tres primeros meses del año, las exportaciones aumentaron un 7,2%, lideradas por el cobre, del que Chile es el mayor productor mundial. En el caso de las importaciones, el avance del 6,1% provino de las internaciones de maquinaria y equipos.

En tanto, la cuenta corriente de la balanza de pagos marcó un déficit de US$269 millones en el primer trimestre, equivalente a un 0,3% del PIB estimado.

El resultado fue consecuencia de un saldo negativo de la renta - US$3.285 millones - que no alcanzó a ser compensado por el superávit registrado de la balanza comercial, dijo el banco central.