La economía de Colombia se expandió un 2% en el 2016, un dato levemente por encima de lo esperado por el mercado y que jugaría a favor de que el Banco Central mantenga estable su tasa de interés en la reunión de este mes para concentrarse en las presiones inflacionarias.

El dato estuvo en línea con la última meta revisada por el Gobierno, pero fue inferior al 3,1% que alcanzó el Producto Interno Bruto (PIB) en el 2015, en un reflejo de la fase de desaceleración derivada del choque por bajos precios del crudo y la debilidad del comercio internacional.

En un sondeo de Reuters a comienzos de la semana los analistas proyectaron en promedio un crecimiento económico para el 2016 de 1,8%.

El comportamiento en el año fue explicado por un crecimiento del sector financiero de 5%, seguido por la construcción con 4,1%, la industria con 3%, los servicios sociales con 2,2%, el comercio con 1,8% y el agro con medio punto porcentual, informó el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

En contraste, las contracciones se registraron en la industria minera y petrolera con un 6,5% y en el sector de transporte y comunicaciones con un 0,1%.

"Es un desempeño favorable dentro de la desaceleración que hay y es un factor que de alguna manera sienta un precedente para dejar la tasa de interés estable en la reunión de la junta del Banco Central del viernes", dijo Camilo Pérez, gerente de estudios económicos del Banco de Bogotá.

En el sondeo de Reuters, 10 de los 15 analistas consultados proyectaron que el banco emisor dejará sin cambio su tipo referencial en un 7,5% en busca de controlar las presiones sobre la inflación, que amenazan con incumplir en el 2017 la meta por tercer año seguido.

Solo en el último trimestre del año pasado, la cuarta economía de América Latina se expandió un 1,6%, en comparación con el 3,4% en el mismo periodo del año previo.

En tanto, el PIB se expandió entre octubre y diciembre un 1 por ciento si se compara con el tercer trimestre, con lo que completó 17 periodos en terreno positivo pese a la desaceleración.

El Gobierno estableció una meta de crecimiento para el 2017 de 2,5%, una cifra superior a la proyección del Banco Central, de 2%.