Bogotá. La economía de Colombia habría crecido 5,42% en el segundo trimestre frente a igual lapso del 2009, por la recuperación del consumo interno y el dinamismo del sector minero y petrolero ante la fuerte inversión extranjera, reveló un sondeo de Reuters.

En el segundo trimestre del año pasado la economía sufrió una contracción de 0,3% anual, golpeada por los efectos de la crisis global.

La encuesta, realizada entre expertos de 40 financieras, bancos de inversión internacionales, corredurías y consultoras, arrojó una mediana de 5,25% de expansión para el periodo comprendido entre abril y junio.

De cumplirse los pronósticos de los consultados, se trataría de la mayor expansión trimestral desde el cuarto periodo del 2007, cuando la economía colombiana creció 7,1%.

Las estimaciones de los analistas para el segundo trimestre fluctuaron entre una expansión de 4% y 7,54%.

"El sector que sigue explicando buena parte de todo esto es el de la minería, la producción de petróleo sigue incrementándose y de todos modos tuvimos unos excelentes datos de industria y de comercio", dijo a Reuters Andrés Langebaek, director de estudios económicos del Grupo Bolívar.

El estatal Departamento Nacional de Estadísticas (DANE) tiene previsto revelar el informe de crecimiento del segundo trimestre el jueves 23 de septiembre.

Buenas perspectivas. Los analistas opinaron que la economía mantendrá el buen dinamismo durante la segunda parte del año, con lo que el Producto Interno Bruto (PIB) acumularía una expansión promedio para todo el 2010 de 4,83%, desde el 0,8% que reportó en 2009.

"Esto nos pone en una ruta bastante buena para el resto del año", consideró el presidente del Banco de Bogotá, Alejandro Figueroa.

Se espera que después de conocerse el resultado oficial de crecimiento de la economía de la primera mitad del 2010 el gobierno revise al alza su meta para todo el año, actualmente en 3%.

En tanto, los encuestados proyectaron que la economía se expandirá en promedio en 4,85% en 2011, con un alto grado de incertidumbre sobre el impacto que tendrán en la actividad del país las expectativas de desaceleración de la economía mundial, así como factores locales.

"Vemos riesgos como la tasa de cambio, el tema del desempleo y cómo eso puede disminuir la confianza de los consumidores", explicó Camilo Pérez, director de investigaciones económicas del Banco de Bogotá.

"Nuestro escenario internacional lo que plantea es una moderación de crecimiento de las economías desarrolladas y Colombia tiene exposición a ese efecto", concluyó.