Tokio. Datos revisados mostraron este jueves que la economía de Japón, la tercera más grande del mundo, se contrajo a un ritmo levemente más rápido en el cuarto trimestre que lo inicialmente reportado.

Pero analistas esperan que la mejoría en las exportaciones ayude a la economía nipona a regresar al crecimiento este año, aunque advirtieron que los altos precios del crudo oscurecen el pronóstico.

Los precios mayoristas subieron en febrero a su tasa anualizada más rápida desde noviembre del 2008 debido a los altos precios de las materias primas, lo que podría presionar eventualmente las ganancias corporativas y plantear otro riesgo al crecimiento económico.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Japón cayó a un revisado 0,3% en el cuarto trimestre desde el trimestre anterior, coincidiendo con la previsión del mercado y sin cambios desde la lectura preliminar.

En una base anualizada, la economía se contrajo un 1,3%, también coincidiendo con la visión de los economistas. El declive fue levemente mayor que la lectura preliminar de una caída de un 1,1%.