México. El producto interno bruto (PIB) de México aumentó un 1,8% en el primer trimestre de 2014 respecto al mismo período del año anterior, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El crecimiento del PIB fue impulsado por incrementos en el sector primario (4,9%), el terciario (1,8%) y el secundario (1,6%) respecto al primer trimestre de 2013, señaló el organismo en un comunicado.

A partir del dato trimestral, la Secretaría de Hacienda de México anunciará hoy mismo si ajusta o no su pronóstico de crecimiento para el cierre de 2014, que es de un 3,9%.

De acuerdo con cifras desestacionalizadas (sin factores coyunturales por temporada), el PIB aumentó un 0,28% en comparación con el trimestre inmediato anterior.

El sector primario fue impulsado de enero a marzo pasado fundamentalmente por la agricultura, en particular por una mayor producción de cultivos como maíz y sorgo en grano, alfalfa verde, frijol, aguacate, naranja y papa.

En el sector terciario destacaron los avances en información en medios masivos (3,1%), servicios educativos (2,7%) y financieros (2,2%) y el comercio (2,1%).

Según el Inegi, en el sector secundario crecieron dos de sus cuatro componentes: la industria manufacturera (4,3%) y la generación, trasmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas (1,4%).

La construcción retrocedió un 2,8%, mientras que la minería no registró una variación anual, resultado de la combinación de un aumento en la producción no petrolera del 5,4% y de un descenso de un 1,3% en la petrolera.

Los resultados de enero a marzo de 2014 suponen una recuperación del ritmo del crecimiento económico respecto al trimestre inmediato anterior, cuando el PIB registró un avance anualizado del 0,7%.

En el 2013, el producto interno bruto de la mayor economía latinoamericana después de Brasil aumentó solo un 1,1% respecto a 2012, afectada por una fuerte desaceleración en el primer semestre de ese año.

El Gobierno calculaba hasta ahora en un 3,9% el crecimiento en 2014, por arriba del pronóstico de los analistas y del propio Banco de México, que esta semana revisó a la baja su previsión de un intervalo de 3% a 4% a entre 2,3% y 3,3%, debido a los débiles resultados en la economía.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima en un 3% el incremento del PIB mexicano para 2014, impulsado por la recuperación de la economía estadounidense, los bajos precios del gas natural en Norteamérica y la reducción de costos de la mano de obra en México y China.

El Inegi también anunció hoy que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), que muestra la tendencia de la economía mexicana en el corto plazo, creció en marzo pasado un 3 % con respecto a mismo mes de 2013.