Ciudad de México. El PIB de la zona euro aumentó 0.3 por ciento en el segundo trimestre, en comparación con los tres primeros meses del año, informó Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, resultado que significa una desaceleración importante, ya que creció a la mitad de la tasa lograda entre enero y marzo de 2016, de 0.6 por ciento.

A pesar de la fuerte inyección de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) para reactivar el crecimiento de la zona euro, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó en sus recientes proyecciones que dicha región crecerá este año 1.6 por ciento, una tasa menor que la esperada por el organismo para México de 2.5 por ciento.

Mientras que el FMI prevé que en 2017 el PIB de la zona euro avanzará menos que el presente año, a 1.4 por ciento, el organismo augura que la economía de México mejorará a 2.6 por ciento.

El avance de México sería ligeramente más fuerte que el de Estados Unidos, precisan las previsiones del FMI, con un aumento de su PIB de 2.2 por ciento el presente año y de 2.5 por ciento en 2017.

Eurostat detalló que el conjunto de los países de la Unión Europea avanzaron 0.4 por ciento en el segundo trimestre. En el primer trimestre del año, el PIB en las 28 naciones de la Unión Europea se incrementó 0.5 por ciento.

De esta forma, la institución comunitaria con sede en Luxemburgo confirmó sus estimaciones preliminares publicadas el pasado 29 de julio.

En su comparativo anual el PIB aumentó un 1.6 por ciento en el área de la moneda única y 1.8 por ciento en el bloque comunitario.

En España, el PIB avanzó 0.7 por ciento entre abril y junio en comparación con el primer trimestre. La economía española creció entre el segundo trimestre de 2015 y el mismo periodo de 2016, 3.2 por ciento.

En comparación con otras potencias, el PIB de la zona euro avanzó al mismo ritmo que EU en el segundo trimestre, frente al lapso previo, en tanto que el de la UE lo superó en una décima.

En la comparación interanual el PIB estadunidense aumentó 1.2 por ciento entre abril y junio frente a los mismos tres meses de un año antes, menos de lo que hicieron las economías de la eurozona y los veintiocho de todo el bloque comunitario.

El FMI detalló que en la zona euro, el crecimiento ha sido ligeramente superior al esperado, de 2.2 por ciento en el primer trimestre, impulsado por la demanda interna, incluido un repunte de inversión.