Lima. El ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, afirmó este martes que se espera que entre los años 2000 y 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) del Perú se multiplique por ocho, pasando de US$53.000 millones a US$400 mil millones.

Señaló que el Perú se encuentra entre las economías emergentes que han crecido más de 6% durante la última década y, si mantiene una tasa de crecimiento de entre 6% y 6,5%, su PIB per cápita será superior al de sus pares regionales.

“Estos factores han permitido que, a pesar de la desaceleración económica mundial, los planes de inversión privada en el país permanezcan robustos. Es así que los anuncios de inversión privada para los próximos tres años llegan a US$52.000 millones”, subrayó.

Castilla expuso el tema Clima de Inversión en la reunión de negocios denominada Perú: Un País de Oportunidades, organizada por la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) en el marco del III Encuentro Empresarial de América del Sur – Países Arabes (ASPA).

Durante el evento destacó el enorme potencial de crecimiento comercial que existe entre Perú y los países árabes.

“Nuestro intercambio comercial ascendió el año pasado a apenas US$242 millones, y aún tenemos grandes oportunidades para crecer. Perú tiene mucho que ofrecer a los países árabes en productos de agroexportación, pesca, textiles, minería, metalmecánica, forestal y turismo, entre muchos otros”, dijo.

Agregó que la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de ASPA encuentra al Perú en uno de sus momentos más auspiciosos pues el desempeño económico peruano es el mejor de los últimos 60 años.

Por ejemplo, el país sudamericano tiene la tasa de crecimiento más alta de la región debido al dinamismo de la inversión privada, así como una de las tasas de inflación más bajas, y una década positiva de balance fiscal.

Además el país cuenta con sólidos fundamentos económicos que le permitirá seguir creciendo a altas tasas durante los próximos años, aseguró.

“Este buen desempeño de la política económica peruana es reconocido por las agencias internacionales de calificación que otorgan a Perú el grado de inversión con perspectivas favorables. Asimismo, nuestro riesgo país es de los más bajos en la región”, indicó.

 El ministro también resaltó que el objetivo central del gobierno peruano es la inclusión social, y eso se logrará manteniendo un crecimiento alto y sostenido.

El mundo árabe constituye un mercado de más de 350 millones de personas y su PIB conjunto estimado al 2012 supera US$2.600 miles de millones, es decir, 13 veces la economía de Perú.

Recordó que Perú ha logrado acuerdos comerciales importantes con Norteamérica, Europa, China, República de Corea y otras economías; y ahora quiere impulsar esta oportunidad con las economías árabes para poder consolidar la presencia del país en las grandes ligas de la economía mundial.

Afirmó estar convencido de que el encuentro empresarial servirá para fomentar un mayor diálogo y acercamiento entre ambas regiones a fin de impulsar la cooperación, el comercio y las inversiones.

Finalmente, invitó a los empresarios árabes a invertir en Perú puesto que es una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo, con grandes oportunidades de inversión en diferentes sectores, así como un país con reglas de juego claras, y además integrado al mundo.