Lima. El Producto Interno Bruto (PIB) no primario seguirá liderando el crecimiento hasta el 2019, lo cual impactará favorablemente en el mediano plazo en los niveles de empleo formal en el país, estimó el economista jefe para Perú del BBVA Research, Hugo Perea.

En ese sentido, precisó que el PIB no primario crecerá impulsado por el dinamismo de los sectores de la construcción, comercio y servicios.

“En el primer semestre del año se registrará un fuerte crecimiento en estos sectores principalmente por un efecto base, pues en los primeros seis meses del 2017 hubo una afectación por el Fenómeno El Niño, pero eso se irá diluyendo en los meses posteriores”, señaló.

Las proyecciones del Banco Central de Reserva (BCR), difundidas en su Reporte de Inflación de Junio del 2108, apuntan a una expansión del PIB no primario de 4,3% para este año (por encima del PIB primario de 2,9%) y de 4,3% para el 2019 (PIB primario 3,8%).

“En principio coincidimos con esas proyecciones, pero aún no precisamos un porcentaje porque estamos cerrando números", anotó a la Agencia Andina.

“Para tener un crecimiento sostenido del PIB no primario se debe mantener la calma en la política y el ritmo de la inversión pública. Nosotros vemos en general que la economía se consolidará en la segunda parte del año y continuará en el 2019”, subrayó BBVA.

Refirió que el mayor crecimiento del PIB no primario se percibe con facilidad por la población, pues impacta de manera rápida en los indicadores de empleo.

Empleo. De otro lado, explicó que un crecimiento mayor de los sectores relacionados a la demanda interna tiene un efecto inmediato en la Población Económicamente Activa (PEA) pues el número de trabajadores aumenta.

Agregó que los efectos en el empleo formal se ven en un mediano plazo, pues este va acompañado de un incremento de la inversión privada.

“El PIB no primario tiene un efecto más multiplicador que la actividad primaria, sobre todo en empleo, por eso que el bienestar en la población se nota más rápido”, dijo.

En esa línea, dijo que un crecimiento sostenido de la actividad no primaria eleva la confianza en el consumidor e inversionista, lo cual le permitiría al Perú entrar a un círculo virtuoso de mayor inversión, mejores expectativas y más consumo.

“Para tener un crecimiento sostenido del PIB no primario se debe mantener la calma en la política y el ritmo de la inversión pública. Nosotros vemos en general que la economía se consolidará en la segunda parte del año y continuará acelerándose en el 2019”, subrayó.

Actividad primaria. Por otro lado, Hugo Perea destacó que los buenos vientos del exterior se mantendrán en el mediano plazo, aunque con menor fuerza, pero serán suficientes para sostener el dinamismo de la actividad primaria, principalmente la minería.

“Nosotros ya tenemos en nuestras proyecciones una caída de los precios de los metales básicos, pero se mantendrán en niveles que no inhiben el atractivo de inversión para el sector minero”, aseveró.

En abril de este año el BBVA proyectó que la economía peruana crecería 3,2% en el 2018, afectada por la incertidumbre política. Sin embargo, el analista jefe adelantó que la proyección será corregida al alza en su próxima presentación.

Perspectivas del BCR. Según el Reporte de Inflación de Junio del 2108 del BCR el sector Construcción crecerá 7,5% este año y 8% en el 2019.

En tanto el sector Comercio este año alcanzará una expansión de 3,7% y 3,8% en el 2019, mientras que Servicios crecerá 4,1% en el 2018 y 4,2% el próximo año.

En ese sentido, la autoridad monetaria apunta a una expansión del PIB total de 4% para el 2018 y 4,2% para el 2019, ante el impulso de la demanda interna.