Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera, dijo este viernes que no rebajará los impuestos a las grandes empresas, como había anunciado en su campaña, para contar con recursos suficientes que permitan financiar una serie de reformas sociales en un entorno de ajuste fiscal.

El mandatario conservador dio a conocer los ejes de su programa para los próximos cuatro años, en su primera cuenta desde que asumió hace más de dos meses.

En su discurso ante el Congreso, el millonario de centro-derecha convocó al oficialismo y la oposición a apoyar proyectos emblemáticos, pese a que no cuenta con mayoría en el legislativo.

Piñera dijo desde la costera ciudad de Valparaíso que impulsará la modernización del sistema tributario para simplificar y dar mayor certeza jurídica, pero no rebajará el impuesto corporativo.

El mandatario, que anteriormente gobernó entre 2010 y 2014, aseguró que en materia social reformará el sistema de pensiones, mediante el incremento de las cotizaciones, el fortalecimiento de un fondo solidario y un aporte especial a las pensiones más vulnerables, junto con incentivos a quien postergue su retiro.

"Dada las dificultades fiscales heredadas y la envergadura y urgencia de las reformas sociales y proyectos estructurales por hacer, he decidido mantener la tasa de impuesto corporativo a las empresas", dijo Piñera en su discurso.

Agregó que otorgará autonomía a un consejo fiscal para velar por el cumplimiento de una eficaz política estatal.

Para afianzar el dinamismo de la economía, Piñera dijo que impulsará un ambicioso plan de inversiones públicas de manera directa o a través de concesiones por unos 20.000 millones de dólares entre el 2019 y 2022.

El mandatario, que anteriormente gobernó entre 2010 y 2014, aseguró que en materia social reformará el sistema de pensiones, mediante el incremento de las cotizaciones, el fortalecimiento de un fondo solidario y un aporte especial a las pensiones más vulnerables, junto con incentivos a quien postergue su retiro.

Además, anunció que buscará cambiar el mecanismo de administración privada de la salud, avanzando hacia un sistema más solidario que apunte "al fin de preexistencias y discriminaciones en el acceso y costos de la salud".

En materia de educación, dijo que en los próximos días enviará al Congreso un proyecto que crea un nuevo sistema único de créditos, "más justo y solidario para los estudiantes de instituciones acreditadas de educación superior", el que será administrado por el Estado, sin intervención de la banca.

Mientras Piñera entregaba su discurso, en las afueras del Congreso cientos de mujeres marcharon en demanda de reivindicaciones de género, al tiempo que otros grupos se movilizaron demandando el fin del sistema de fondos privados de pensiones.