Santiago. Cerca de US$3.200 millones de los US$8.400 millones que financiará el gobierno chileno en la reconstrucción del país tras el terremoto provendrán de alzas de impuestos, anunció este viernes el presidente Sebastián Piñera.

A fines de febrero, el quinto terremoto más fuerte de la historia y un posterior maremoto afectaron a la nación sudamericana, cobrando la vida de 521 personas y dejando a su paso daños estimados en US$30.000 millones.

Los US$5.200 millones restantes se financiarán a través del uso moderado y prudente de fondos soberanos y deuda pública, la venta de activos estatales no esenciales y la prudencia fiscal, sostuvo Piñera en su primera cuenta pública ante el Congreso Pleno.

El proyecto de financiamiento del terremoto, que incluye un alza permanente del impuesto al tabaco y un aumento transitorio a los impuestos del royalty minero, la renta corporativa y los bienes raíces, ya fue aprobado por la Cámara baja y ahora debe pasar al Senado.

Piñera reiteró que el terremoto no afectó los ambiciosos planes de su gobierno para crear 200.000 nuevos empleos al año e impulsar el crecimiento económico a un promedio del 6% anual.  "Esta tragedia no nos apartará de cumplir nuestro programa de gobierno", indicó.

Reconstrucción. En su intervención, el mandatario dijo que en materia de vivienda el plan considera recursos por US$ 2.300 millones, para financiar 135 mil subsidios para la construcción y 65 mil para la reparación.

En educación, dijo, el programa contempla entregar US$ 1.200 millones para construir o reparar 1.000 escuelas y liceos municipales, 300 salas cuna y jardines infantiles, además de reponer el equipamiento escolar destruido o dañado.

Piñera señaló que se reconstruirán o repararán 13 hospitales y decenas de consultorios y postas, además de la instalación de 16 hospitales modulares y reposición de equipamiento, lo que implicará recursos por US$ 2.100 millones.

En infraestructura pública, informó que existen US$ 1.146 millones comprometidos para reparación de caminos, puentes, puertos, aeropuertos, caletas de pescadores, sistemas de agua potable, edificios públicos, e infraestructura de las Fuerzas Armadas.

El mandatario señaló que hoy el país tiene que transformar esta tragedia en una verdadera oportunidad para construir "un Chile mejor".

Con información de Dow Jones Newswires