En pleno proceso de análisis se encuentra, en palabras del presidente de Chile, Sebastián Piñera, la venta de activos estatales para enfrentar el proceso de reconstrucción post terremoto y cumplir con su programa de gobierno.

Ello confirma las versiones sobre la venta de la participación que el Fisco tiene en empresas sanitarias con funcionamiento en Chile y que implicarían recaudar US$1.300 millones.

El mandatario estimó que para los chilenos es más importante tener escuelas, hospitales y viviendas de mejor calidad a que el Estado mantenga activos que no son fundamentales para su ejercicio, de acuerdo a La Tercera.

En tanto, el subsecretario de Economía, Tomás Flores, dijo que la decisión de vender la participación estatal en las sanitarias corresponde al Presidente y señaló que es posible que el 21 de mayo -fecha de la cuenta pública de los gobiernos en Chile- exista un anuncio definitivo al respecto.

La participación del Fisco actualmente se concentra en diversas sanitarias. En Aguas Andinas posee un 34,98% de , lo que en Bolsa equivale a US$ 599 millones. En Essbío controla un 43,4%, unos US$ 288,8 millones. En Esval tiene un 29,43%, lo que equivaldría a unos US$ 227,4 millones y en Essal su participación llega a 46,46%, lo que supondría unos US$ 150,6 millones.

Así, la venta de la participación del Estado en estas firmas permitiría recaudar US$ 1.300 millones, los que ayudarían a financiar parte de los US$ 9.255 millones que contempla el plan de reconstrucción posterremoto desde las arcas fiscales.