Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera, insistirá durante lo que resta de su mandato en la aplicación de un nuevo impuesto a la minería, pese a que el Congreso rechazó recientemente la propuesta, dijo el mandatario a un diario local este domingo.

En una entrevista con El Mercurio, Piñera calificó de "incomprensible" la negativa de los parlamentarios de la oposición -que son mayoría en el Senado-, de lograr una mayor recaudación minera, como parte de un plan de financiamiento para reconstruir el país tras el terremoto de febrero.

"Espero poder encontrar un terreno fecundo para lograr un acuerdo en torno al royalty, porque siento que hoy día la industria minera esta teniendo un boom extraordinario de precios y de utilidades", dijo Piñera.

Chile es el mayor productor mundial de cobre y posee importantes yacimientos de oro sin explotar.

"(La minería) tiene que contribuir más a la reconstrucción y al desarrollo del país", afirmó el mandatario.

"(La minería) tiene que contribuir más a la reconstrucción y al desarrollo del país", agregó el mandatario.

Piñera, quien llegó al poder en marzo tras 20 años de gobiernos de centro-izquierda, había propuesto un ajuste a un actual sistema de regalía que se aplica a la minería, lo que permitiría recaudar originalmente US$600 millones, pero luego subió la tasa para obtener unos US$1.000 millones.

Sin embargo, los senadores de centro-izquierda desecharon esa idea, porque argumentaron que no eran partidarios de mezclar el tema de la reconstrucción con el "royalty", algo que calificaron de una decisión a más largo plazo.

"Quisimos cambiar el sistema con dos objetivos: recaudar más y recaudar mejor, y propusimos una tabla que tiene como piso el límite actual del 4% y que llega hasta el 9% (...) Y planteamos una invariabilidad de ocho años. Sin embargo, por razones que me parecen incompresibles, eso se rechazó", dijo Piñera.

Tras el terremoto, que dejó pérdidas por unos US$30.000 millones , se elaboró un plan gubernamental de reconstrucción que contempla además de la ya fracasada regalía, la venta de activos, emisión de bonos, el uso de ahorros en el exterior y la aplicación de impuestos a otros sectores.

La industria del cobre, la principal exportación del país, obtuvo utilidades por US$11.476 millones en 2009, le siguieron las eléctricas con US$2.809 millones y los bancos ganaron US$1.989 millones, según datos del diario.

Piñera, quien posee una fortuna avaluada en más de US$2.000 millones , insistió en que tendrán que "buscar nuevos caminos de diálogo (con la oposición). Creo que aquí hubo conductas que yo espero sean revisadas (en relación al royalty)".