Santiago. El presidente chileno Sebastián Piñera promulgó este martes una ley que regula el trabajo a distancia, en plena epidemia del coronavirus cuando muchas empresas han adoptado esa modalidad como medida de protección contra los contagios.

El proyecto de ley para flexibilizar el sistema de trabajo había ingresado al Congreso a mediados de 2018, pero recientemente autoridades del gobierno pidieron acelerar su tramitación a medida que aumentaban los casos de coronavirus, que ya suman 922 en Chile.

La nueva ley permite que los trabajadores negocien con sus empleadores jornadas de trabajo fuera de la oficina, establece el derecho a 12 horas de desconexión y podrá ser revertida para volver a una modalidad presencial.

"Este proyecto lo que busca es darle más oportunidades y más libertad a los trabajadores chilenos", afirmó Piñera al promulgar la norma. "No pretende debilitar o precarizar los derechos de los trabajadores, todo lo contrario".

"Estamos contentos porque además viene en un momento muy oportuno, porque esta modalidad de teletrabajo nos va a permitir protegernos mejor de esta pandemia del coronavirus", añadió.

Organizaciones sindicales como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la mayor del país, han cuestionado que esta nueva ley debilita los derechos de los trabajadores porque no se sustenta en una red de protección social sólida y requeriría alta fiscalización para elementos como el derecho a desconectarse.