Santiago.- La economía chilena tendrá un año más difícil debido en parte al efecto de la tensión comercial entre China y Estados Unidos, pero crecerá entre el 3 y 3,5%, dijo el presidente Sebastián Piñera.

En su cuenta anual ante el Congreso, el mandatario conservador explicó que el mayor productor global de cobre no podrá anotar una expansión similar al 4% que obtuvo en 2018, pero volverá anotar un mejor desempeño que el promedio mundial.

"Este año 2019 será sin duda un año más difícil y por múltiples razones (...). La guerra comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China, y que puede seguir creciendo, nos ha impactado fuertemente en nuestro términos de intercambio", dijo en un discurso ante el Congreso.

La disputa entre Washington y Pekín ha afectado el precio del cobre, mientras que ha encarecido los precios de los combustibles, de los que Chile es fuertemente dependiente.

El gobernante solicitó al Congreso una rápida aprobación de reformas en aspectos como tributos, laboral y de pensiones que está impulsando el gobierno para apuntalar la economía.