Washington. Senadores republicanos y demócratas rechazaron mutuamente los proyectos de estímulo económico del partido contrario este jueves, enfatizando su incapacidad para diseñar una solución bipartidista sobre creación de empleos antes de las elecciones del próximo año en Estados Unidos.

Los 47 senadores republicanos, a los que se sumaron dos demócratas y un independiente, detuvieron una pieza clave del plan de estímulo económico de US$447.000 millones presentado por el presidente Barack Obama.

La propuesta rechazada elevaría los impuestos a los millonarios para crear o proteger 400.000 empleos para maestros, bomberos, policías y otros empleados de servicios de emergencias.

En una votación 50-50, su partidarios no consiguieron los 60 votos que necesitaban en la cámara de 100 miembros para superar los obstáculos de procedimiento impulsados por los republicanos.

"Por segunda vez en dos semanas, cada republicano en el Senado de Estados Unidos ha elegido obstruir un proyecto de ley que crearía empleos e impulsaría nuevamente a nuestra economía. Eso es inaceptable", dijo Obama en un comunicado donde se comprometió a continuar presionando por la aprobación del plan "parte por parte".

Los demócratas respondieron bloqueando la iniciativa republicana para revocar una retención fiscal de un 3% sobre las empresas que entraría en vigor el 1 de enero del 2013.

La votación de 57-43 tampoco logró los 60 votos necesarios para superar las barreras de procedimiento de los demócratas. Diez demócratas cruzaron la línea partidista para votar a favor de la medida.