Pekín. El normalmente robusto sector de servicios de China se debilitó bruscamente en septiembre, debido a que el lento crecimiento de las manufacturas finalmente comenzó a afectar al resto de la economía, mostró el miércoles un sondeo oficial.

El índice oficial de gerentes de compra (PMI) del sector servicios cayó a 53,7 puntos en septiembre, desde los 56,3 puntos de agosto, presionado por anémicas nuevas órdenes, mostró el más reciente sondeo de la Oficina Nacional de Estadísticas.

El índice del sector servicios se conoce después de dos sondeos del PMI al amplio sector industrial de China que mostraron que el crecimiento se estabilizó a un ritmo menor, lo que presagia un séptimo trimestre consecutivo de desaceleración en el crecimiento económico de la segunda mayor economía del mundo.

La cifra es la más baja en el menos un año, aunque el sector se mantiene por sobre la línea de los 50 puntos que divide la expansión de la contracción.

A medida que la economía de China madure y se vuelva más orientada a los consumidores, se esperaría que el sector de servicios registre un crecimiento mayor que el sector de manufacturas, que se expandió con fuerza anteriormente.

La Federación China de Logísticas y compras realiza el sondeo a nombre de la Oficina Nacional de Estadísticas de China.

La industria de servicios de China, de rápido crecimiento, ha soportado hasta ahora la desaceleración global mucho mejor que el sector industrial, con un PMI que consistentemente apunta a una expansión y alcanzó un máximo de 10 meses en 58 puntos en marzo.

Pero analistas esperaban que comenzara a sentir los efectos de la desaceleración del sector industrial, que ha fluctuado bajo los 50 puntos en todos los meses, salvo uno, desde junio del 2011, según el sondeo PMI de HSBC, que sigue a industrias privadas vitales para la creación de empleos.

El PMI industrial oficial, más cauteloso, tiende a reflejar la situación de empresas estatales más grandes y también lleva dos meses consecutivos bajo el umbral de los 50 puntos.