La pobreza cayó en Argentina a un 30,3% de la población en el segundo semestre del 2016, informó el martes el Gobierno.

El indicador es clave para el gobierno del presidente liberal Mauricio Macri, quien se propuso como meta acabar con la pobreza al llegar al poder hace 15 meses y enfrenta este año unas elecciones legislativas que pueden resultar decisivas para su futuro.

En el segundo trimestre del año pasado, cuando el indicador se volvió a elaborar tras haber sido suspendido por el gobierno anterior de centroizquierda, un 32,3% de los argentinos era pobre, según el ente oficial de estadística, Indec.

El índice de indigencia para el segundo semestre del año pasado fue de un 6,1%, que se compara con el 6,3% del segundo trimestre del 2016, dijo el Indec.