La tasa de pobreza en Argentina subió a 32,9% de la población en el tercer trimestre de 2016, según un informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), dado a conocer este jueves.

De acuerdo con el documento, se sumaron 1,5 millones de nuevos pobres, por lo que cerca de 13 millones de personas están por debajo de la línea de pobreza en el país, el mayor dato registrado desde 2010.

La indigencia alcanzó al 6,9% de la población a finales del período analizado, dando cuenta de un aumento de alrededor de 600.00 personas en esta situación entre 2015 y 2016, acumulando unos 2,7 millones de indigentes al tercer trimestre del año pasado.

"Las medidas de ajuste económico, el contexto internacional adverso, la política antiinflacionaria y la rezagada inversión privada y pública habrían agravado el escenario de crisis", explicó el reporte, dado a conocer por el director del Observatorio, Agustín Salvia.

En diciembre de 2015, cuando asumió el cargo el presidente Mauricio Macri, la pobreza en el país era de 29%, recordó el informe.

Para Salvia, "si bien este shock habría sido mucho más fuerte durante el primer semestre del año (pasado), la situación no se habría revertido en la segunda parte de 2016".

El Observatorio indicó que "si bien en el segundo semestre (de 2016) se registró una baja notoria en el ritmo inflacionario y, al final del mismo habría tenido lugar una efectiva recuperación del empleo, hacia el tercer trimestre del año no se evidenciaban cambios significativos en el nivel de actividad ni en la demanda laboral".

Durante 2016 el gobierno argentino encaró un proceso de reajuste de la economía, con importantes aumentos en los precios de los servicios públicos.

El pasado 28 de septiembre, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) indicó que la pobreza alcanzaba al 32,2% de los argentinos y que el 6,3% estaba en la indigencia.

Fue el primer dato oficial en tres años, ya que para la administración anterior difundir el tema se utilizaba para "estigmatizar" a los pobres.

Al conocerse los datos del organismo estatal en septiembre último, el presidente Macri dijo que el país enfrenta "una realidad que golpea".

El mandatario ha dicho que aspira a que su gestión sea evaluada por el nivel de pobreza que heredó en diciembre de 2015 y el que dejará al finalizar su mandato, en diciembre de 2019.

"Recibimos un país en el que uno de cada tres argentinos vive en situación de pobreza o indigencia. Nuestro desafío más grande es sacar a millones de argentinos de la pobreza. Para hacerlo necesitamos más acuerdos y más realidades, menos exaltación y menos símbolos, menos relato y más verdad", ha expresado Macri.