La pobreza nacional por ingresos en Ecuador pasó del 36,7% en el 2007 al 25,6% en el 2013, lo que significa que “1.137.000 ecuatorianos dejaron de ser pobres” en ese lapso, aseguró Pabel Muñoz, secretario nacional de Planificación.

Apuntó que en el plan de gobierno del 2013 al 2017 está planeado como “reto” la erradicación de la extrema pobreza tanto por ingresos como por necesidades básicas insatisfechas.

Al respecto, el funcionario destacó que una de las estrategias clave para conseguir este objetivo es llegar al 2017 con la cobertura nacional del 95% en la provisión de agua potable y alcantarillado, responsabilidad que recae fundamentalmente en los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD).

Muñoz dijo que a ello se suma que el desempleo urbano en el 2013 haya sido de 4,9%, “la tasa de desempleo más baja de Sudamérica, seguido por Brasil con 5,5% y por Perú con 6%2, explicó.

Muñoz también comentó que los indicadores del retardo en talla y el bajo peso, han caído progresivamente desde hace siete años, pasando del 33,5% en el 2004 al 25,2% en el 2012 y del 7,3% al 6,4% en el mismo periodo, respectivamente.

Además, dos enfermedades clásicamente asociadas a la pobreza (tuberculosis y paludismo), prácticamente desaparecieron. Sobre la primera el indicador está en 2,76 muertes por cada 100.000 habitantes; y el paludismo 0,006 muertes por cada 100.000 habitantes.