Ecuador logró reducir la pobreza nacional por ingresos en 15 puntos porcentuales durante los ocho años del gobierno del presidente Rafael Correa y hasta finales de 2014 se ubicó en 22,5%, detalló la Secretaría Nacional de Planificación (Senplades) en un comunicado difundido este domingo.

"El año 2014 volvió a ser un año positivo para la disminución de la pobreza en el Ecuador, registrando una caída de tres puntos en la pobreza nacional por ingresos, ubicándose en el 22,5%", destacó la Senplades.

Hace ocho años el índice llegaba a 36,74% y en diciembre de 2013 fue de 25,55% mientras que la pobreza extrema se ubicó en diciembre de 2007 en 16,45% y en el mismo mes de 2013 era de 8,61% bajando en 2014 a 7,65%, de acuerdo con datos del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (Inec).

El sábado el presidente Rafael Correa en su informe semanal de labores también se refirió al tema y dijo que los resultados implican que miles de familias ecuatorianas mejoraron su calidad de vida como resultado de las políticas gubernamentales en este período.

“Somos de los países de América Latina que más reduce pobreza (…) si todo marcha bien en 2017, entregaremos el país con 3% de pobreza absoluta”, aseguró el mandatario.

Las provincias que más avanzaron son: Pichincha, Azuay, El Oro, Guayas, Santo Domingo, Tungurahua y Cotopaxi, con un índice menor al nacional, según datos del Inec.

Sin embargo, el mandatario ecuatoriano señaló que todavía en la zona de la Amazonía la pobreza alcanza el 22 %, más del triple con respecto al país, lo que evidencia la exclusión permanente que padeció esta región, aún cuando representa el 5% de la población nacional.

Recientemente, Correa expuso que es posible erradicar este flagelo en la Amazonía, tratándose precisamente de que es una población a la cual es posible llegar con proyectos socioeconómicos para su inclusión y desarrollo.

“Debe ser un desafío para todos nosotros, que la primera región en la que se elimine la pobreza absoluta sea la Amazonía, pero aquí están las verdaderas muestras de la calidad de políticas económicas”, expresó.

En el ámbito nacional, el gobierno ha diseñado, a través de la Senplades, un programa para cerrar brechas de inequidad a partir de la satisfacción de las necesidades básicas de su población.

Esa secretaría recordó que el tema de la pobreza se ataca desde varias dimensiones (salud, empleo, educación y generación de ingresos) en las que el gobierno ha realizado la inversión pública "más importante en toda la historia nacional".

Ecuador, que ocupa la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), ha señalado que entre las prioridades durante el tiempo que ejercerá el cargo está trabajar junto a la región en el combate a la pobreza. Ha propuesto establecer metas a corto y mediano plazos para evaluar el avance en este propósito.