Lima. La pobreza monetaria en el Perú se redujo en 27,7 puntos porcentuales en los últimos seis años al pasar de 58,5% en el 2004 a 30,8% en el 2010, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El jefe del INEI, Alejandro Vílchez, señaló que esta reducción responde a la nueva metodología de cálculo de la institución y está basada en los resultados del Censo de Población y Vivienda 2007, mientras que el cálculo anterior se basaba en el censo de 1993.

Con la anterior metodología, la pobreza monetaria en el Perú se había reducido sólo 17,3 puntos porcentuales en los últimos seis años al pasar de 48,6% en el 2004 a 31,3% en el 2010.

Así, siguiendo la nueva metodología de cálculo del INEI la pobreza se redujo en 2,7 puntos porcentuales en el 2010 al pasar de 33,5% en el 2009 a 30,8% en el 2010.

Esta serie actualizada asigna una incidencia de la pobreza de 20% al ámbito geográfico urbano y de 61% al ámbito rural, cuando la medición anterior asignaba porcentajes de 19,1% y 54,2%, respectivamente.

Con la mejora de la medición, la pobreza en Lima Metropolitana se situó en 15,8% en el 2010, mientras que en el resto urbano ascendió a 23%, cuando según la anterior medición estas cifras eran de 12,8% y 24,3%, respectivamente.

Vílchez refirió, asimismo, que la pobreza extrema en el Perú se redujo en 8,6 puntos porcentuales en los últimos seis años al pasar de 16,2% en el 2004 a 7,6% en el 2010.

Con la anterior metodología la pobreza extrema se había reducido sólo en 7,3 puntos porcentuales en los últimos seis años al pasar de 17,1% en el 2004 a 9,8% en el 2010.

De esta forma, la pobreza extrema se redujo en 1,9 puntos porcentuales en el 2010, al pasar de 9,5% en el 2009 a 7,6% en el 2010.

Vílchez, quien estuvo en compañía del representante del Banco Mundial (BM), Renos Vakis, explicó que en las cifras resultantes de la nueva metodología de cálculo se han considerado, entre otros elementos, como los cambios en los hábitos de consumo de las personas en los últimos años.

Refirió que entre los cambios en los hábitos de consumo de las personas destacan la sustitución de la mantequilla por la margarina y el mayor consumo del pollo en lugar de carne de res, entre otros.

El funcionario sostuvo que estos cambios en los hábitos de consumo han permitido, inclusive, reducir la canasta básica per cápita mensual (la canasta básica de consumo está compuesta por alimentos y no alimentos), o línea de pobreza, a 260 soles (US$97), desde un nivel anterior de 264 soles (al consumirse productos de menores costos como la margarina citada anteriormente).

Estos hechos en paralelo han favorecido que la pobreza monetaria total fuese de 30,8% en el 2010, mientras que con la anterior metodología de cálculo era de 31,3%, puntualizó.