El presidente Porfirio Lobo Sosa rindió este martes su primer informe a la nación en el marco de la instalación de la segunda legislatura del Congreso Nacional (CN).

En un amplio discurso ante los 128 diputados, funcionarios de gobierno, sociedad civil y otros invitados, el mandatario enumeró los logros alcanzados en su primer año de gobierno y habló sobre los desafíos trazados para los próximos años en el país.

En sus primeras palabras, el titular del Ejecutivo ratificó que su contrato social con el pueblo hondureño inició el pasado 27 de enero de 2010 y afirmó que vence el 27 de enero de 2014.

Lobo destacó el apoyo del CN a las iniciativas planteadas desde el poder Ejecutivo, en particular aquellas que tienen que ver con el fortalecimiento de la democracia en Honduras.

"Quiero extender a todos y cada uno de ustedes mi especial reconocimiento por la labor que desarrollaron durante su primera legislatura. Es notorio que nuevos vientos soplan en el poder Legislativo y que con ellos se ha revigorizado nuestra democracia y abierto nuevas rutas para el desarrollo económico, político y social para el pueblo hondureño", expresó el gobernante.

Lobo Sosa dijo que durante los primeros 12 meses de su mandato se logró superar el aislamiento internacional que tuvo su origen en la crisis política de junio de 2009.

El mandatario afirmó que la normalización de las relaciones con la comunidad internacional permitirá a partir de 2011 mejorar la tasa de crecimiento y revertir el deterioro de la economía hondureña.

"La inversión pública y privada, las reservas internacionales, el crédito bancario, las finanzas públicas y el financiamiento internacional muestran ya señales de sustancial mejoría", afirmó el titular del Ejecutivo.

Entre sus primeras acciones, sostuvo, se estableció la conformación de un gobierno de unidad nacional "para superar la polarización política" a través de la participación de las distintas fuerzas del país.

Lobo Sosa expuso que en primer año se impulsó una amplia e incondicional amnistía, se concluyó el Acuerdo San José-Tegucigalpa y se conformó la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

Derechos. "Pepe" reiteró su compromiso de respeto a los derechos humanos y destacó la creación de las secretarías de Justicia y Derechos Humanos y la nueva instancia de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños además de la constitución de la Comisión contra la Tortura y los Tratos Degradantes.

El mandatario se comprometió a seguir trabajando para dar seguridad a los hondureños y reiteró su compromiso de no dejar impunes los crímenes cometidos contra 10 periodistas durante 2010 en Honduras.

"De manera infatigable continuaremos nuestra lucha inclaudicable en la garantía de la vida y los bienes de nuestros compatriotas, su seguridad es vital para asegurar nuestro futuro como nación. La Policía Nacional tendrá el apoyo requerido para lograr este propósito. La entrega de nuestros policías en la lucha contra la delincuencia contará con todo mi respaldo, este es un compromiso que he asumido con mi patria".

En el ámbito económico, el titular del Ejecutivo afirmó que durante 2010 la economía nacional creció en 2,6% y aseguró que las reservas internacionales ascendieron a US$2.719.3 millones, mientras las exportaciones remontaron el 17% con énfasis en el café, camarón, tilapia, maquila, turismo, remesas familiares y crédito externo.

"El crecimiento que experimentamos en 2010 es tanto más significativo habida cuenta de la persistencia de la crisis económica mundial, en particular el débil crecimiento de las economías de países que demandan nuestros productos de exportación y hacen uso de nuestros servicios".

El mandatario estimó que el déficit público combinado fue reducido a un 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB).

"La firma del acuerdo stand By con el Fondo Monetario Internacional reconoció el satisfactorio manejo económico y permitió un financiamiento por US$202,8 millones. Asimismo, la banca internacional y nuestros países amigos han apoyado nuestro plan de gobierno con nuevos créditos, incluyendo apoyo presupuestario por US$907,5 millones".

En el ámbito energético, "Pepe" Lobo destacó que en febrero inicia la construcción de los proyectos Patuca I, II y III, que estarán generando 600 megavatios de energía limpia que vendrán a cambiar la matriz energética de Honduras.

El Presidente invitó a los alcaldes y alcaldesas a seguir adelante con los procesos de descentralización, pues "si le hemos dado al pueblo el derecho de que opine, también le daremos al pueblo el derecho que gobierne".

"Se abrirá la posibilidad de que el Estado ofrezca más y mejores servicios públicos aprovechando la Ley de Asociación Pública Privada, legislación aprobada por este Congreso que abre infinitas posibilidades para inversiones conjuntas entre el capital privado y público".

"Pepe" informó que en sus primeros 12 meses de gobierno definió una política de solidaridad en beneficio de las familias de escasos recursos, en la cual recaen iniciativas como el bono 10 Mil, que llegó a 165.000 hogares, la ampliación de la merienda escolar, el bono de la tercera Edad, los Comedores Solidarios y los bolsones escolares.

En sus palabras finales, el mandatario renovó su compromiso con la educación de los niños y jovenes y advirtió que "un pueblo sin educación está condenado a vivir en la carencia y en el atraso. No podemos continuar comprometiendo y sacrificando el futuro de nuestros niños y jovenes. Un tema es pelearse con el gobierno, pero jamás debe tenerse de rehenes a los niños y a los jóvenes".