Londres. El cobre escaló el jueves casi 2% a su mayor nivel en tres semanas, ante la confianza en las perspectivas de crecimiento económico de Asia y por las expectativas de que la Reserva Federal anuncie medidas para impulsar a la economía estadounidense.

Inmutable ante la caída de 1% en las acciones estadounidenses y a la fortaleza del dólar, el cobre trepó por tercer día consecutivo debido a que los inversores se enfocaron en la fortaleza de los mercados de Asia, que muestran una economía más sólida que en Occidente.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió US$155, o 1,7%, para cerrar en US$9.030 por tonelada, su mayor precio desde inicios de agosto.

En Nueva York, el contrato para diciembre subió 8,15 centavos, para terminar en US$4,0980 por libra.

Los precios del cobre avanzaron, pese a que los pedidos iniciales de subsidio de desempleo en Estados Unidos subieron más de lo esperado la semana pasada, impulsados por una huelga de los trabajadores de la firma Verizon Communications.

El metal, utilizado para los sectores de electricidad y construcción, se mantiene 11% debajo del máximo histórico de US$10.190 la tonelada alcanzado en febrero en Londres y de US$4,60 en Nueva York.

"Permanece la expectativa de que China tomará la iniciativa y comprará mucho metal, pero no hemos visto muchas compras esta semana", dijo el analista David Wilson de Societe Generale.

China representa 40% de la demanda mundial de cobre, estimada en casi 19 millones de toneladas.

Los inversores siguen cautos ante al discurso que dará este viernes el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, a la espera de señales de mayores medidas para apoyar el crecimiento de la economía.

Las acciones globales caían y el dólar subía contra una cesta de monedas a medida que se acerca el discurso de Bernanke.

El plomo subió a US$2.401 por tonelada, desde US$2.348 este miércoles.

El estaño escaló a US$23.400 desde los US$23.250 de la pasada jornada.

El aluminio bajó a US$2.361 desde los US$2.364 de la última sesión.

El níquel trepó a US$20.875 desde los US$20.825 del miércoles.

El zinc saltó a US$2.228 desde los US$2.177,50 de la pasada jornada.